Miedo escénico: Qué es y cómo combatirlo

 en Aprende Magia, Escenario

Seguramente todos tengamos miedo a cualquier cosa. A la oscuridad, a las cucarachas, a las alturas y tal vez al pago de los impuestos… Pero seguro que hay algo a lo que todo ser humano puede darle bastante terror en algún momento determinado y esto no es nada más y nada menos que el miedo escénico.

¿Qué es exactamente el miedo escénico?

Cientificamente se conoce por glosofobia. Es una fase de ansiedad que sienten las personas cuando tienen que ponerse en pie y comunicar algo delante de una audiencia. Es una respuesta psicofísica del organismo caracterizada por distintos niveles; cognitivo, fisiológico y conductual. ¿Y por qué nos pasa esto? Posiblemente, nos acordemos de alguna situación incomoda que hayamos tenido en público, o pensamos que cualquier cosa nos puede fallar en el momento de nuestra actuación.

Cómo combatir el pánico escénico

De esta definición, podemos extraer una primera conclusión clara: Tenemos miedo porque visualizamos el fracaso. Algunas veces porque recordamos fallos anteriores, y otras, simplemente, porque nos lo imaginamos. La pregunta que se nos presenta es clara… ¿Cómo podemos combatir ese miedo cuando estés delante de dos, cincuenta, o tres mil espectadores?

5 consejos para combatir el miedo escénico

Vencer el miedo escénico puede que te parezca una tarea imposible. Sin embargo, no es difícil de conseguir. Para poder superar este miedo, debes relajarte, confiar en ti y ensayar mucho tus efectos y presentaciones para así poder lograr el éxito ante tu público.

Si nunca has actuado para público, ¡no te preocupes!

Si llevas poco tiempo y aún no has hecho nada ante un público siempre hay una primera vez. Lo recomendable es que te fijes en ilusionistas que disfruten haciendo magia y puedas ver cómo actúan, cómo se sienten y la seguridad que emite esa persona en el momento que está ante su público.

Tener siempre en cuenta el presente y nunca el pasado

Si tuviste una situación negativa hace tiempo, no implica que siempre tenga que ser así. Lo primero que debes pensar es en lo que pasó y que debes aprender de los errores. Saca tus conclusiones, ríete de ti mismo y resetea la mente. Piensa siempre en positivo y ponte en la piel de un ilusionista de éxito. Recuerda que la gente no acude para verte sufrir sino para disfrutar de tu MAGIA.

Dale a tu público lo que quiere: es lo mismo que quieres tú. ¿Para qué perder el tiempo en pensamientos negativos?

Ensaya, ensaya, ¡Ensaya!

El que visualices a un artista en concreto que te de cierta confianza, no significa que pases por alto el tiempo de ensayo. La Magia es un arte que se caracteriza principalmente por todo el tiempo de estudio y práctica para llegar a realizar una ilusión ante una audiencia. Si tienes oportunidad de grabarte aprovecha la ocasión, así podrás ver tu número desde fuera y podrás sacar todos los errores y matizarlos uno por uno, te ayudará a ganar confianza y a mejorar.

Hasta que no estés seguro al cien por cien que puedes ejecutar un juego delante de un público no lo hagas, eso te dará mucha seguridad a la hora de la actuación. Si te equivocas en directo, tienes una oportunidad excelente para improvisar, la cual es imprescindible para desenvolverse en público.

No permitas que nadie te diga que no puedes

Huye de todo aquél que se dedique a echar por tierra todo tu trabajo, céntrate siempre en la gente que te anima, te apoya y confía en tus posibilidades.

Dominarte y controlar la situación

Si ya te has visualizado, has ensayado, has cargado las pilas de suficiente energía positiva y has ensayado un poco más. Estás listo para salir triunfar.

Libro Cartomagia Fundamental

¡Uno de nuestros libros para aprender!

Pero, aún notas un temblor en las piernas, un sudor frío que te recorre todo el cuerpo, dolores de barriga e incluso de ir al baño. No temas, son los nervios, pero también debes sentir una gran sensación y es que tienes un público ahí fuera esperándote para ser envuelto por tu magia.

Tómate un vaso de agua, eso le enviará a tu cerebro un mensaje de tranquilidad. Respira hondo, las técnicas de respiración son fundamentales para relajarse y concentrarse. Oxigenarás tu cuerpo y te sentirás más tranquilo.

Intenta visualizar todas tus energías positivas, habla con tranquilidad y mete al público en tu bolsillo. La gente sentirá interés por lo que dices y se involucrará en tu actuación. La energía positiva que desprendas al hablar, te irá alimentando durante el show y eso es fundamental. ¡Suerte!

 

 

Entradas relacionadas

Deja un comentario

0

Introduce un término de búsqueda

Cómo responder cuando te piden que reveles un trucoEl cuidado de tus manos cuando eres mago